Best Price

Guarantee

¿Te apetece visitar un hermoso pueblo de montaña sin toparte con hordas de turistas?

Pues no te pierdas Valldemossa, el "lugar más hermoso del mundo" según Frédéric Chopin.

En esta agradable excursión de aproximadamente seis kilómetros y poco más de hora y media de duración, recorrerás distintos rincones del pueblo y sus alrededores, y descubrirás todos sus encantos y secretos.

Lo primero que te encontrarás al llegar a Valldemossa es un amplio aparcamiento lleno de turistas equipados con cámaras fotográficas, riñoneras y gorras. No te detengas y sigue por la carretera principal en dirección a Palma hasta coger un desvío que te llevará al corazón de la Tramuntana. Esa carretera atraviesa una cuidada zona residencial y poco después conecta, a la izquierda, con un amplio sendero forestal que discurre junto a plantaciones de almendros y olivos, fincas rurales y grandes rebaños de ovejas. A tu espalda, podrás entrever la silueta de Valldemossa y, enfrente, verás un imponente macizo montañoso. El camino, de unos tres kilómetros, sube por un lado de la montaña y desciende por el otro.

Tras contemplar las bonitas vistas de Valldemossa, es momento de acercarse para recorrer sus calles.

Sigue unos 200 metros por la carretera principal y desciende por las escaleras de la izquierda hasta la parte baja del pueblo. Aquí, donde no suelen llegar los turistas, se encuentran las callejuelas más pintorescas de Valldemossa. Las casas, en su mayoría decoradas con flores y con la puerta confiadamente abierta, presentan azulejos en la fachada con alguna representación de santa Catalina Tomás, la patrona del pueblo, que también tiene una estatua dedicada en la fuente que hay junto a la parroquia de Sant Bartomeu.

La calle pasa primero junto a una gruta bendita y elegantes casas de campo en la parte más baja del municipio y, formando una curva, vuelve a subir para ofrecer unas vistas impresionantes del monasterio, la iglesia y la sierra de Tramuntana.

Ya de nuevo en la parte alta del pueblo, vale la pena tomar un último desvío para disfrutar de una de las mejores vistas de Palma de Mallorca. Junto a la farmacia, pasa una calle que conduce a un callejón sin salida datado de la época medieval. Al final, se encuentra el restaurante Troya, un lugar perfecto para disfrutar de una copa de vino y unas vistas privilegiadas.

Nuestro consejo: Valldemossa despliega todo su encanto especialmente a última hora de la tarde y por la noche, cuando sus habitantes ocupan las calles y el pueblo se ilumina con una luz romántica y, a la vez, un tanto tétrica.

Desde Port de Sóller hasta Valldemossa hay 24 kilómetros, que se pueden recorrer en coche en unos 40 minutos. También se puede llegar en autobús desde Sóller.

Encuentra este tour en Komoot:
BIKINI EN KOOMOT

Nuestras otras rutas de senderismo

Bikini Island & Mountain Hotels Port de Sóller
Carrer de Migjorn, 2
07108 Port de Sóller, Illes Balears
Spain
+34 971 631700
[email protected]