Best Price

Guarantee

Estilizadas bicicletas de carreras o cómodas bicicletas

¿Estás en buena forma? ¿Eres capaz de hacer una ruta por la costa de 42 kilómetros y 900 metros de desnivel sobre una bicicleta de carreras?

¿O prefieres que la batería haga todo el trabajo (nos encantan las bicis eléctricas)? En cualquier caso, con hora y media para el trayecto de ida y otro tanto para el de vuelta, es importante planificar. Este tramo de la carretera de la costa occidental es, sin duda, el más bello de la isla. Al bordear siempre la costa, ofrece unas vistas espectaculares... y en él también se encuentra una de las panaderías más singulares que debes visitar sin falta.

La carretera que lleva a Sóller es muy llana, así que aprovecha para calentar. Sigue el tramo serpenteante cuesta arriba hacia Deià. De camino, no pases por alto la pequeña urbanización de Llucalcari, a la derecha. Sus exclusivas y preciosas fincas frente al mar, de un azul profundo, son una de las estampas más fotografiadas de Mallorca. Así que... haz un alto en el camino, toma una selfi y prosigue tu ruta.


El pueblo artístico de Deià es tu próxima parada, ideal para comprobar si tienes suficiente agua: antes de salir del pueblo, a la izquierda, verás un arroyo de montaña que fluye hacia el mar. Y si te apetece, haz una breve visita a la iglesia, en el centro del pueblo. Si decides continuar, como mínimo haz una parada (para tomar un café) en Son Marroig. ¡Aquí, incluso los corredores de larga distancia se bajan de la bici para contemplar las fantásticas vistas!

A finales del siglo XIX, la finca de Son Marroig se construyó como residencia del archiduque Luis Salvador de Austria, uno de los primeros extranjeros que vivió en Mallorca e hizo fortuna con el negocio inmobiliario. Mandó construir algunas fincas, incluida la actual casa de vacaciones de Michael Douglas, y abrió una red de rutas de senderismo en las montañas.

¿Ya has tenido bastante historia? Bien, pues vayamos hacia Valldemossa, el imán turístico por antonomasia de la isla. No tanto por su belleza, que también, sino por la cartuja en la que Chopin pasó un invierno. Miles de turistas llegan cada año a este pueblo de montaña, pero la mayoría se pierde el verdadero tesoro que esconde Valldemossa: la coca de patata de la panadería Can Molinas.

¿Coca de qué? La coca de patata es una delicada pasta mallorquina, ligeramente dulce, hecha a base de harina de patata espolvoreada con azúcar, y que sabe incluso mejor si se come caliente. Disfruta de tu coca de patata, acompañada de un café con leche, bajo los naranjos del jardín de Can Molinas, la panadería de siempre de Valldemossa... sin lugar a dudas el mejor lugar para degustar esta especialidad local.

¿Demasiado duro? Por suerte, la vuelta es cuesta abajo...

¿Te falta algo para que sean las vacaciones perfectas en bicicleta? ¡Sabemos qué es! Nuestro consejo es que te desvíes hacia el mar: en Cala Deià. Ponte el bañador, refresca los músculos cansados en el agua y recarga pilas para emprender el camino de regreso.

Encuentra este tour en Komoot
Bikini en Komoot

MÁS EXCURSIONES EN BICICLETA:

Bikini Island & Mountain Hotels | Port de Soller ****
Carrer de Migjorn, 2
07108 Port de Sóller, Illes Balears
Spain
+34 971 631700
[email protected]